Farmanews.com

Notas de Prensa  

Reumatología. 08 de julio de 2010

UCB Pharma comercializa Cimzia® (certolizumab pegol) en España, el primer anti-TNF PEGilado para el tratamiento de la artritis reumatoide

Este fármaco biológico con un diseño molecular innovador ofrece una rápida y mantenida reducción del dolor, la fatiga y la discapacidad desde la 1ª semana de tratamiento. Destaca además su facilidad de administración al presentarse en una ergonómica y cómoda jeringa diseñada con la colaboración de personas que sufren artritis reumatoide

A los 10 años de evolución de la enfermedad, casi un 50% de los pacientes tiene un cierto grado de discapacidad y hasta un 25% tiene que dejar su actividad laboral en los seis primeros años. Cimzia®, Certolizumab pegol (DCI), produce una mejora de la productividad laboral, lo que se manifiesta en una ganancia de 42 días de trabajo en el primer año de tratamiento

Los reumatólogos apuestan por el diagnóstico precoz en los primeros 3-6 meses de la enfermedad, lo que supone una ventana temporal de oportunidad terapéutica para lograr una mejor respuesta. Alertan de que, cuando la terapia se retrasa, los pacientes con artritis reumatoide pueden sufrir erosiones en el hueso y deformidades

En España, 1 de cada 200 adultos mayores de 20 años padece artritis reumatoide (AR), una enfermedad crónica que se caracteriza por la inflamación de las articulacionesy suele ir acompañada de dolor, rigidez, hinchazón y pérdida de la movilidad articular, síntomas que pueden llegar a producir incapacidad funcional y laboral. El 70% de los afectados son mujeres. El diagnóstico precoz de la AR y la implantación de una terapia adecuada en las primeras fases de la enfermedad son claves fundamentales para detener su progresión y evitar lesiones en las articulaciones. Por ello, en su afán por mejorar la calidad de vida del paciente, UCB Pharma ha comercializado Cimzia® (certolizumab pegol, DCI) en España, el primer y único fármaco biológico anti-TNF PEGilado sin región Fc para el tratamiento de adultos con AR activa de moderada a grave, cuando la respuesta a fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAMEs) incluyendo metotrexato, haya sido inadecuada. Cimzia puede administrarse en monoterapia cuando exista intolerancia al metotrexato o cuando el tratamiento continuado con metotrexato no sea adecuado.

 

“Cimzia® es el único anti-TNF PEGilado (sin región Fc); de esta manera, ofrece un efecto rápido y mantenido presentado en una jeringa para una  fácil auto-administración”, asegura el Dr. José María Álvaro-Gracia, del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de La Princesa, quien explica las tres ventajas principales de este fármaco innovador. En primer lugar y en cuanto a su diseño molecular, “certolizumab pegol tiene la característica fundamental de la PEGilación, modificación de la molécula que mejora su  farmacocinética y aumenta la penetración, así como la retención del fármaco en el tejido inflamado”, apunta.

 

Respecto a la eficacia, el Dr. Álvaro-Gracia destaca: “Cimzia® ofrece una rápida y mantenida reducción del dolor, la fatiga y la discapacidad ya en la 1ª semana de tratamiento y la máxima respuesta clínica se alcanza, en la mayoría de los casos, dentro de las 12 primeras semanas de tratamiento”. Asimismo, Cimzia® (certolizumab pegol) inhibe la progresión del daño estructural ya en la semana 16 y produce una mejora de la productividad que se manifiesta en una ganancia de 42 días de trabajo por año trabajado en el primer año de tratamiento”, manifiesta.

 

La otra gran ventaja es la comodidad del tratamiento. “Cimzia® presenta una baja incidencia de dolor en la zona de inyección (<1,5%), su pauta de administración es de una inyección subcutánea cada 2 semanas y se presenta en una ergonómica y cómoda  jeringa  diseñada con la colaboración de personas que sufren AR“, señala este experto.

 

Hasta un 25% de los afectados deja su actividad laboral en los primeros 6 años

 

Por otra parte, a la hora de implantar un tratamiento adecuado, existe un consenso general en  la  reumatología sobre la importancia del diagnóstico precoz. “El diagnóstico precoz es fundamental, puesto que la artritis reumatoide es una enfermedad crónica que va deformando las articulaciones. Si el paciente es diagnosticado en fases tardías y ya se ha producido destrucción articular, ésta es irreversible”, afirma, por su parte, el Dr. Raimon Sanmartí, consultor senior del Servicio de Reumatología del Hospital Clínic de Barcelona y director de la Unidad de Artritis.

 

En cambio, continúa, “si el paciente es diagnosticado al poco tiempo de iniciar la enfermedad y el cartílago y el hueso articular aún no se han visto afectados, si se instaura un tratamiento precoz las posibilidades de que aparezcan deformidades son muy escasas; lo ideal, por tanto, sería poder diagnosticar y tratar en los tres primeros meses”.

 

El Dr. Sanmartí recuerda que un número significativo de pacientes con AR está incapacitado para realizar su actividad laboral, sobre todo si realiza tareas manuales. “A los 10 años de evolución de la enfermedad, casi un 50% de los pacientes tiene cierto grado de discapacidad y hasta un 25% tiene que dejar su actividad laboral en los 6 primeros años”, explica, aunque, matiza, “con los nuevos tratamientos, estos porcentajes están mejorando en los últimos años”.

 

Concienciación social por parte de especialistas y desconocimiento de la población

 

“La artritis reumatoide, si no se controla, es progresiva, puede producir alteración funcional, y con el tiempo va destruyendo las articulaciones provocando deformidades y limitaciones, afectando a la salud global del individuo de forma física y hasta psíquica”, manifiesta el Dr. Alejandro Balsa, jefe de Sección de Reumatología del Hospital Universitario La Paz de Madrid. “A muchas personas, padecer esta enfermedad les supone no poder realizar su trabajo diario y esto es una gran carga psicológica; es decir, cuanto más limite la artritis reumatoide la calidad de vida del afectado, mayores serán las probabilidades de sufrir cuadros de depresión o ansiedad”, apunta. Además, en palabras de este especialista, “los puestos de trabajo no siempre se adaptan al paciente con AR y en ocasiones se tienen que abandonar”.

 

En este sentido, el Dr. Balsa recuerda que para evitar llegar a estos niveles de gravedad, es necesario que el paciente sea diagnosticado en los primeros meses de la enfermedad. “Para ello, es fundamental una concienciación social por parte de la población, que aún confunde la artritis con patologías como la artrosis, y también por parte del resto de profesionales médicos, quienes deben derivar al reumatólogo cuanto antes a aquel paciente que presente signos y síntomas de AR”, afirma.

 

“Cuando un médico de Atención Primaria o un especialista observe síntomas que sugieran esta enfermedad, debe recordar que aunque la artritis no se cura, sí es posible su tratamiento, y que si se diagnostica pronto, las probabilidades de que los pacientes mejoren y no sufran secuelas son mucho mayores, y que un buen tratamiento instaurado a tiempo por un experto hace que las consecuencias a largo plazo sean mínimas o nulas”, subraya.

 

La importancia de contar con nuevas alternativas terapéuticas

 

Por su parte, Antonio Torralba, presidente de ConArtritis, no duda en recordar que es necesario contar con un amplio abanico de alternativas terapéuticas “porque no todo el mundo responde de la misma forma a los tratamientos”. “Saber que disponemos de varias opciones hace que nos sintamos más tranquilos respecto a nuestro futuro; además, esto es una señal de que se está trabajando e investigando para conocer mejor y avanzar en el control de nuestra enfermedad”, señala. Torralba reconoce que las terapias biológicas han cambiado considerablemente la calidad de vida de los pacientes y que en muchos casos han supuesto “una segunda oportunidad en su vida”.

 

 

Además, “es importante que los pacientes dispongamos del tratamiento más adecuado en cada momento según el estadio de la enfermedad porque, en momentos de brotes o cuando la AR es de larga duración, simples actividades como vestirse, asearse o andar, pueden resultar prácticamente imposibles de realizar”, confiesa.

 

En cuanto a la concienciación social, Torralba indica que en los últimos años se ha apreciado un mayor conocimiento sobre la enfermedad, “pero aún así, queda un largo camino por recorrer porque a la artritis reumatoide no se le da la importancia que tiene”.

 

Comercialización de Cimzia® (certolizumab pegol) en España

 

Por último, Santiago Sánchez, Medical Affairs Manager de Inmunología de UCB Pharma, pone de manifiesto que UCB es un laboratorio biofarmacéutico global dedicado a la investigación, desarrollo y comercialización de medicamentos innovadores con un claro objetivo: contribuir a que familias con enfermedades graves disfruten de una vida lo más  plena y normalizada posible

 

“Por ello, la I+D es el alma de UCB y está centrada en dos áreas terapéuticas principales: Trastornos del Sistema Nervioso Central y Enfermedades Autoinmunes e Inflamatorias. Una prueba de ello es la puesta en el mercado de Cimzia®, certolizumab pegol, el primer anticuerpo anti-TNF PEGilado sin región Fc para el tratamiento de la artritis reumatoide. La finalidad de este lanzamiento es única y exclusiva: satisfacer las necesidades de los pacientes”, declara.

 

En cuanto a la comercialización de Cimzia® (certolizumab pegol) en España, el Dr Sánchez recuerda: “UCB ha firmado una alianza de comercialización con Laboratorios ROVI. Esta alianza estratégica entre una compañía biotecnológica europea, como es UCB, y ROVI, una compañía española consolidada y dedicada a la investigación y el desarrollo, contribuirá a dar un mejor apoyo a los profesionales sanitarios e instituciones y permitirá que el mayor número posible de enfermos con AR en España tengan un acceso más rápido a nuestro medicamento innovador Cimzia®”.

 

Para más información:

Guadalupe Sáez/ Esther Román

Inforpress

Tlf. 91 564 07 25

gsaez@inforpress.es / eroman@inforpress.es

 

Acerca de UCB

UCB, Bruselas, Bélgica (www.ucbpharma.es) es una compañía biofarmacéutica dedicada a la investigación, desarrollo y comercialización de medicamentos innovadores centrada en dos áreas terapéuticas: sistema nervioso central e inmunología. Cuenta con más de 10.000 empleados en más de 40 países y alcanzó unos ingresos globales de 3,100 millones de euros en el año 2009. UCB aparece en Euronext Brussels (símbolo: UCB).

 

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

No hay próximas convocatorias
Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2020, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.